Micropigmentación

labios

 ¿Qué es?

La micropigmentación es un maquillaje estético permanente que se aplica en cejas, ojos y labios. También se aplica en el ámbito médico para dibujar areolas mamarias o disimular cicatrices así como para la densificación capilar.

 

A menudo recomendamos la micropigmentación a nuestras pacientes. Buscando la estética facial, unas cejas proporcionadas y bien dibujadas pueden enmarcar la mirada y dar expresividad al rostro y unos labios con un perfilado adecuado pueden mejorar espectacularmente. También lo recomendamos para disimular pequeñas imperfecciones.

 

Ahora, en el Instituto García Fernández contamos con la colaboración de Olga Vilches, esteticista especialista en micropigmentación desde hace más de 15 años para ayudarnos. La importancia de un buen profesional, que nos aconseje el diseño y nos asesore a elegir el color más adecuado es de vital importancia, ya que sacará el mayor partido a nuestra belleza natural.

 

Aplicaciones

 

De las diferentes aplicaciones, los labios suele ser la más demandada: se crea la línea de contorno más definido y creando un efecto de volumen. Podemos escoger el color más similar al de nuestra mucosa buscando la naturalidad pero potenciando su forma. Pudiéndose también aplicar color en los labios, creamos un efecto de relleno.

Unas cejas dibujadas estéticamente y adaptadas al rostro, nos aportan equilibrio y armonía. Se pueden mejorar con la técnica de visagismo, haciendo el dibujo pelo a pelo.

En los ojos, podemos aplicar un eye liner tanto el párpado inferior como en el superior, alargando ópticamente la forma del ojo, como el lash-liner o relleno de pestañas para añadir intensidad en la mirada.

 

 

¿Cómo se desarrolla una sesión de micropigmentación?

 

La sesión de micropigmentación empieza por la prueba en la que lápiz se diseña el dibujo y el color para que la clienta lo valore y quede acordado.

Antes de la sesión podemos aplicar una crema anestésica para minimizar las molestias, aunque con los equipos actuales, más modernos, éstas son prácticamente imperceptibles.

Al cabo de un mes, se realiza una revisión para fijar el resultado y hacer algún retoque en caso necesario. Unos simples cuidados de limpieza e hidratación durante los días posteriores a la sesión serán suficientes.

 

Ventajas

 

Algunas de las ventajas que las pacientes que se han hecho micropigmentación comparten con nosotras son el hecho de tener siempre buen aspecto, aunque no se tenga tiempo para maquillarse o al realizar deporte. Mejorar su aspecto y corregir pequeñas imperfecciones les hace ganar seguridad en ellas mismas. En el caso de las pacientes que han sufrido una mastectomía o han pasado por un tratamiento de quimioterapia la micropigmentación es un tratamiento que mejora su autoestima.