Peelings

El tratamiento básico de blanqueamiento facial es el peeling

Los peelings actúan haciendo desaparecer las capas más superficiales de la piel, obteniendo un cutis más fino, sin manchas.

Cuando hablamos de peeling, nos referimos a la descamación de la piel producida por la aplicación de sustancias normalmente ácidas, que irritan la capa córnea y penetran en profundidad. Con ésta descamación, más o menos profunda, se mejora el aspecto de la piel, produciendo un efecto blanqueador y cerrando los poros. Según el producto empleado y la concentración de ácido, podemos calificar dicho tratamiento de leve, moderado o intenso. 

Las sustancias más utilizadas son:

  • AHA: Son ácidos frutales de última tecnología. Ácido Láctico, Ácido Fítico, Acido pirúvico y glicólico utilizados en pieles sensibles.
  • TCA: Tricloroacético. Indicado en fotoenvejecimiento, acné, hiperpigmentaciones, melasma, cloasma y arrugas finas. Se utiliza también en manos y escote.
  • Ácido Mandélico: Se puede utilizar en pieles más fotoenvejecidas, aporta más luminosidad a la piel.
  • Ácido salicílico, kojico y azelaico en casos de acné.
  • Fenol: Usado en tratamientos de fotoenvejecimiento y manchas seniles. Compatible con todo tipo de pieles.